NEWSPAPER DESIGN

sharing thoughts

Por Ariel Garofalo
A menudo estamos acostumbrados a convivir en los periódicos con alteraciones poco ortodoxas de las fuentes. Se trata de tipografía, logotipos, titulares y textos expandidos o condensados desde el programa de maquetación que provocan modificaciones en los signos con el objeto, quizá, de cubrir un espacio determinado en la página o de añadir unestilo "moderno" al periódico.

Cada vez que se procede a modificar una tipografía inadecuadamente, les estamos colocando a los lectores unos lentes que deforman su visión al momento de leer el periódico. Paradójicamente gran parte de ellos se ponen a su vez otros lentes para leer mejor.

¿Cual es el sentido del diseño de fuentes para periódicos sino el de una buena?

Respetar el diseño de una tipografía original es la premisa base de que esa fuente elegida es la adecuada. Si la tenemos que forzar condensándola o expandiéndola significa que esa no es la fuente que necesitamos y habrá entonces que buscar otra o encargar a un experto a que diseñe los ajustes necesarios o una variable tipográfica adecuada.

No forzar las tipografías no es un dogmatismo estético o principista: la mayor parte de un periódico es pura tipografía y al enfrentarnos con una página nuestros ojos escanean caudales enormes de signos tipográficos que luego se resignifican transformándose en noticias. Queda claro que la excelencia tipográfica es básico para en un buen periódico.

Cada variable de una buena fuente, sea cual fuere, está pensada y diseñada de manera tal que sus proporciones, su interletra e interpalabra, actúen como parte de un sistema para el cual fueron pensadas. Es por eso que la elección tipográfica no debe ser sólo una cuestión de gusto sino de funcionamiento.

Al distorsionarlas arbitrariamente estamos matando su diseño original, por lo cual, además de perjudicar la legibilidad del lector, estamos rompiendo con el sistema tipográfico de nuestro medio y atentando contra la calidad del mismo

Al realizar una condensación o un estiramiento forzado, los trazos verticales y horizontales pierden la proporción entre unos y otros.

En la imagen vemos en negro la variable condensada original y en rojo la forzada desde los programas de maquetación, los rectángulos en cyan nos evidencian las deformaciones sufridas respecto de los trazos originales.

En la letra "a" podemos ver claramente la diferencia entre el ajuste del signo diseñado y el estirado, pues no sólo se distorsionan los trazos verticales y horizontales sino que las curvas y los empalmes pierden su equilibrio y su forma.

En color cian el diseño original y en rojo el forzado, sobre cada uno de ellos en línea negra la versión normal de la fuente. En este ejemplo podemos apreciar la diferencia en un ejemplo de titular con una variable de Univers condensada y extendida de fuente original, con indicador en cian y la versión condensada y extendida realizada estirando la tipografía, con indicador en rojo.

Views: 384

Replies to This Discussion

You can see the images of the article in http://www.arielgarofalo.com.ar/media/art2.html
Creo que este tema de deformar las tipografías fue evolucionando para bien, pero todavía se mantiene de alguna manera en los periódicos de corto tiraje en ciudades pequeñas, donde muchas veces no existe la figura del diseñador que controle estas cosas, y todo queda a criterio del periodista.
Mirando para atrás no dejo de sorprenderme al ver diseños de fin de los 80 y principios de los 90 donde lo más "cool" era precisamente esto, tomar una Futura o Helvetica y condensarla y expandirla hasta el límite de la legibilidad, y más allá aún. Creo que eran épocas de un deslumbramiento ante las posiblidades de la herramientas informáticas y todas las cosas que con ella se podían hacer.
En esta semana que pasó encontré un par de "perlitas" de deformamiento tipográfico en un diario de Corrientes, si ubico el diario escaneo y las subo.
Un abrazo.

RSS

© 2017   Created by tksajeev.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service